JÓVENES INDÍGENAS EN EL SISTEMA DE JUSTICIA AUSTRALIANA

Desde 2015, Amnistía Internacional Australia ha estado trabajando en asociación con personas y organizaciones aborígenes y de las islas del Estrecho de Torres para poner fin a la proporción excesiva de niños y niñas indígenas en las cárceles, mediante la campaña “La comunidad lo es todo. En Australia, los pueblos indígenas son encarcelados en una proporción alarmante: componen el 27% de la población reclusa adulta, mientras que únicamente representan el 3% de la población adulta de Australia. Esta situación es aún peor para los niños aborígenes y de las islas del Estrecho de Torres. Respecto a las mujeres y niñas, los índices de encarcelamiento continúan aumentando.

Australia respaldó formalmente la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas el 3 de abril de 2009, después de haber sido una de las únicas cuatro naciones que la habían rechazado. Los tres informes de investigación elaborados por Amnistía Internacional para la campaña “La comunidad lo es todo” –A Brighter Tomorrow, There is always a brighter future y Heads Held High– identifican una serie de violaciones de la Declaración, así como de otros tratados de derechos humanos, cometidas por todos los niveles del gobierno australiano contra menores de edad en el sistema de justicia.

En lo que constituye una clara infracción del derecho internacional, Australia sigue encarcelando a niños y niñas de 10 y 11 años en todas las jurisdicciones. Esto afecta particularmente a los niños y niñas indígenas, que constituyen cuatro de cada cinco de estos menores de tan corta edad encarcelados.

En virtud del artículo 22 de la Declaración, los niños y niñas indígenas deben gozar de protección completa frente a la violencia y la discriminación. Sin embargo, se han revelado espantosos indicios de tortura y abusos contra niños y niñas en cárceles para menores en todas las jurisdicciones de Australia. Esos abusos incluyen encapucharlos y gasearlos, someterlos a un uso inadecuado de dispositivos de inmovilización o a reclusión prolongada en régimen de aislamiento, utilizar a perros para intimidarlos, someterlos a registros corporales sin ropa y privarlos de la comida y la medicación. En su mayoría, estos abusos tienen como víctimas a niños y niñas indígenas, que representan únicamente el 6% de la población juvenil del país, y sin embargo constituyen el 55% de los menores de edad en prisión.

Además, los expertos calculan que es probable que muchos de los menores encarcelados sufran alguna discapacidad. Las conclusiones preliminares de un estudio llevado a cabo recientemente en una prisión para menores de Australia Occidental sugieren que es probable que uno de cada tres niños o niñas encarcelados sufra trastorno del espectro alcohólico fetal. Sin embargo, el artículo 21 de la Declaración dispone que debe tenerse especial consideración respecto a las necesidades de los niños y niñas indígenas con discapacidad.

No se debe permitir que continúe esta vergüenza internacional para Australia.

Por suerte, las comunidades indígenas tienen las respuestas, y es hora de que los gobiernos escuchen. Los artículos 11 y 34 de la Declaración establecen que los pueblos indígenas tienen derecho a practicar y revitalizar sus tradiciones culturales, y a promover y mantener sus prácticas tradicionales. Hay numerosos ejemplos de éxito en programas de prevención y de desvío de prácticas nocivas encabezados por indígenas para niños y niñas, para ayudarles a mantener con fuerza su orgullo y su identidad, y a mantener fuertes lazos con su cultura y su comunidad, con el fin de que puedan tener un futuro brillante y no se vean atrapados en las arenas movedizas del sistema de justicia.

Amnistía Internacional pide al gobierno australiano, de acuerdo con la recomendación del relator especial de la ONU, que adopte un plan nacional de acción para poner fin a la proporción excesiva de indígenas en el sistema de justicia. Dicho plan debe incluir un aumento de la edad de responsabilidad penal hasta al menos los 12 años, e inversión en programas de prevención y desvío de prácticas nocivas encabezados por indígenas

 

TOMA DE ACCIÓN: DIGA A AUSTRALIA QUE DETENGA A LOS NIÑOS DE 10 AÑOS

Take action link - Australia ES

 

Published by

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s