India: Pavitri Manjhi, defensora de los derechos humanos de Raigarh (Chhattisgarh), trabaja contra el despojo ilegal de tierras de adivasis

 

Durante décadas, las comunidades adivasis de India han sido víctimas de manera desproporcionada de desplazamiento generado por el desarrollo. A menudo, se han adueñado de sus tierras ricas en minerales sin su consentimiento, lo que en virtud de la Ley de Prevención de Atrocidades contra las Castas y Tribus Reconocidas por la Constitución, ley especial que protege los derechos de las personas adivasis y dalits, constituye delito. Con frecuencia, las comunidades adivasis no han recibido ni indemnización ni rehabilitación adecuadas. Los poderosos actores que cometen esos abusos —empresas estatales, empresas privadas y quienes actúan en su nombre— han sido sometidos a escaso escrutinio por parte de los partidos políticos y los medios de comunicación nacionales.

En Raigarh (Chhattisgarh), algunas comunidades adivasis llevan años luchando contra lo que, según afirman, constituye una apropiación ilegal de sus tierras —mediante coacción, fraude y desinformación— en beneficio de dos empresas privadas. Pavitri Manjhi, la sarpanch (jefa electa del consejo de aldea) de Bhengari (Raigarh), ha estado en la primera línea de esta campaña.

5Pavitri Manjhi
Pavitri Manjhi © Amnesty International

Pavitri Manjhi dice que su propia familia, al igual que otras familias del pueblo, fueron coaccionadas para vender sus tierras a agentes que actuaban en nombre de TRN Energy Private Limited, empresa filial de Aryan Coal Benefication India Limited, que explota una central térmica de carbón de 600 Mw en Raigarh.

Relató: “Cuando los lugareños se negaron a vender sus tierras, los mediadores dijeron que el gobierno estatal ya había entregado el pueblo a TRN Energy Private Limited, y que, si no vendían la tierra, la empresa la ocuparía y vertería hierro, ceniza y carbón sobre ella, y los lugareños no recibirían nada”.

Varios miembros de comunidades locales de los pueblos de Khokhraaoma, Katangdi, Bhengari y Nawapara (Tenda), muchos de los cuales no han aprendido formalmente a leer y escribir, contaron a Amnistía Internacional India que habían sido obligados a vender sus tierras a personas que actuaban como agentes de TRN Energy.

Algunos lugareños denunciaron que no se les había pagado el importe mencionado en los títulos de venta, o que sólo se les había pagado una parte. Muchos dijeron que su tierra se había vendido a precios muy inferiores a su valor comercial. Algunas personas también dijeron que primero se les había dicho que sólo se vendería una parte de su tierra, pero luego se encontraron con que todas sus tierras estaban registradas como vendidas. Parece que actualmente algunas de las parcelas de tierra vendidas se encuentran en posesión de TRN Energy o están siendo usadas por la empresa. Amnistía Internacional India escribió a TRN Energy el 27 de abril de 2017 para conocer su respuesta a las denuncias de las comunidades adivasis. Hasta la fecha la empresa no ha respondido.

Tras ser elegida sarpanch en 2012, Manjhi movilizó a la población para que presentaran denuncias oficiales contra la empresa ante las autoridades locales, alegando despojo ilícito de tierras de adivasis. Por su activismo, ha sufrido amenazas, intimidación y hostigamiento a manos de caudillos locales. Sospecha que esos hombres actuaban en nombre de TRN Energy Pvt Limited. Manjhi dice que denunció esas amenazas a la policía y que ésta se negó a incoar una causa penal.

En 2016, la organización no gubernamental Chingari Trust, que reconoce anualmente la labor de las mujeres que luchan contra la delincuencia empresarial, le otorgó, junto a otras cinco mujeres activistas de la región, el “Premio Chingari” por su contribución a la lucha en favor de la tierra de las comunidades adivasis.

En virtud del derecho y las normas internacionales de los derechos humanos, los Estados tienen la obligación de proteger el derecho de los pueblos indígenas al consentimiento libre, previo e informado sobre las decisiones que les afectan. No obstante, el consentimiento dado por los lugareños adivasis a la venta de su tierra no fue ni libre ni informado, puesto que se produjo a raíz de coacciones y desinformación. Lamentablemente, las autoridades estatales que no impidieron esas violaciones de derechos humanos están volviendo a fallar, al no proporcionarles una reparación adecuada.

3An Adivasi affected man signing his complaint before submitting to the police against illegal purchase of his land by private companies
Hombre adivasi afectado firmando su denuncia contra la compra ilegal de su tierra por empresas privadas antes de presentarla a la policía. © Amnesty International India

En 2017, Pavitri Manjhi y otras personas activistas fundaron el grupo comunitario Adivasi Dalit Mazdoor Kisan Sangharsh con el fin de utilizar las disposiciones de la Ley de Prevención de Atrocidades contra las Castas y Tribus Reconocidas por la Constitución, que penaliza el despojo de tierra de adivasis sin su consentimiento. El 14 de junio de 2017, el movimiento apoyó a 98 mujeres y hombres adivasis de cuatro pueblos de Raigarh —Khokhraaoma, Katangdih, Nawapara (Tenda) y Bhengari— que, al amparo de la Ley, iniciaron acciones penales en relación con su desplazamiento contra los intermediarios que, según denuncian, actuaron en nombre de TRN Energy, y los funcionarios gubernamentales que registraron los títulos de venta. La policía aceptó las denuncias, pero desde entonces se ha negado a registrar los partes iniciales de denuncia (primera actuación de una investigación penal).

Ahora Pavitri Manjhi y otras personas activistas planean ir a los tribunales y solicitar orientación a fin de lograr que la policía incoe las causas e inicie las investigaciones penales. También tienen previsto dirigirse a la Comisión Nacional India para las Tribus Reconocidas y al Ministerio de Asuntos Tribales.

La lucha de Pavitri Manjhi por la justicia y la dignidad continúa inspirando a activistas de Chhattisgarh y otros lugares. Puedes ayudarla, y ayudar a las comunidades adivasis de Raigarh firmando esta petición: https://www.amnesty.org.in/show/blog/the-adivasis-fight-back/

Published by

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s